minimoogEl Minimoog es considerado el primer sintetizador para músicos y se ha convertido en el sintetizador más popular de todos los tiempos. Antes del Minimoog, los sintetizadores se construían según pedido, y requerían una gran cantidad de conocimientos técnicos para poder conectar y crear sonido. El Minimoog facilitó todo esto siendo mucho más sencillo trabajar con él y por supuesto salir de gira. El sonido del Minimoog se caracterizaba por carácter grueso y su timbre cálido, sedoso y vibrante. El Minimoog fue el primer sintetizador en aparecer en los estantes de las tiendas de música de todo el mundo.
El diseñador del Minimoog, así como del Moog modular, fue Bob Moog, a quien se debe el nombre.
Como todos los sintetizadores de su era, los Minimoog eran monofónicos (sólo sonaba una nota a la vez) y no disponían de memoria para guardar sonidos o patches, debiendo ser creados o recreados en el momento.
Con el paso de los años, el sonido del Minimoog se ha convertido en un clásico comparable al órgano Hammond, al Mellotron o a guitarras míticas como la Fender Stratocaster y Gibson “Les Paul”.

Nuevas series con modernas incorporaciones (MIDI, control digital, memorias, etc.) son producidas en la actualidad bajo el nombre de “Minimoog Voyager”.