El Sueño de Nemo

Perfeccionistas del sonido

Desde algún lugar bajo el Montseny brilló con luz estratosférica la banda vallesana: El Sueño de Nemo y esto fue a finales la de los 80, entre el fin del Post Punk y la aparición del Grunge Rock, entre el fin de las movidas madrileñas y periféricas y los intentos de promoción por parte de la Generalitat de Catalunya de una segunda ola del Rock Català.

El Sueño de Nemo bebió de fuentes diversas; Joy División, The Chameleons, U2, The Cure, Pink Floyd, King Crimson… y a pesar de todas estas influencias, el sonido del grupo tenia un sello propio, una suerte de After-Punk entre gótico y épico, que pudo ser escuchado por una selecta minoría atenta que acudía a sus conciertos en lugares ya míticos como el Cargol Pelut, Humedad Relativa o el KGB, entre otras plazas inhóspitas cercanas a Barcelona.

No Llegaron a grabar ningún Lp ni Cd, pero si un par de maquetas, grabadas en estudio, y alguna que otra actuación en directo. Todo en formato cassette e imposible de encontrar.

La formación entre 1987 y 1988 la integraban: Carlos Pozo a la guitarra, Pitu Andreu a la batería, Ignacio Álvaro al bajo, Ignacio Torruella a los teclados y Joan Sala como vocalista. Abrieron senderos en un paisaje difícil y como tantos otros desaparecieron sin dejar apenas rastro.

 

 

El Sueño de Nemo
El Sueño de Nemo
El Sueño de Nemo
El Sueño de Nemo

El legado

Canciones extraidas de su primera maqueta grabada el mes de marzo de 1988 en Barcelona, el sonido esta ripeado de una cinta magnetofónica.